• GALEGO
  • ESPAÑOL
  • ENGLISH
     
  noticias  

WILLIE & WINNIE: «TUVIMOS QUE CAMBIAR PARA PODER SEGUIR SIENDO NOSOTROS MISMOS»

WILLIE & WINNIE: «TUVIMOS QUE CAMBIAR PARA PODER SEGUIR SIENDO NOSOTROS MISMOS»
10 FEBRUARY 2020

Creemos que Elise Denise y Andy Bill son los doppelgänger yankees de Elisa Sánchez y Andrés Toimil. El dúo ferrolano Willie & Winnie, antes conocido como Kozmic Blues por su rock con guiños al folk-rock norteamericano de los 70 y 90 es el encargado de poner el vinilo en el tocadiscos esta semana, llenando la habitación de sus hipnóticas melodías que combinan la potencia de la voz con el ritmo frenético y punzante de la guitarra.

 

Son Willie & Winnie encima de las tablas, entre las cuatro paredes del local de ensayo, en el estudio, la voz de Elise y la guitarra de Andy fueron, desde los inicios, su formación de referencia —«aunque de vez en cuando en directo y en estudio nos gusta contar con gente a la que admiramos musicalmente y que creemos que puedan enriquecer el sonido de la banda»—. Con tres discos publicados, el más reciente, You & I (2020), a la venta desde el pasado 10 de enero, y canciones que recuerda a Janis Joplin, Grace Slick o PJ Harvey conforman los comienzas de una trayectoria de vértigo para estos dos artistas con un sentimiento intrínseco por la música: «nuestro primer contacto con la música fue muy temprano, casi no somos capaces de recordarlo, es algo que nos acompañó siempre, no fue un descubrimiento repentino».

 

En agosto de 1969, Janis Joplin presentaba su ‘Kozmic Blues’ no Woodstock (Nova York) y, un julio 46 años más tarde, salía a la luz el disco debut de Willie & Winnie, de aquella Kozmic Blues. Premonition (2015) fue grabado, mezclado y masterizado en escasos seis días en los estudios Río Records (Ferrol), compuesto por diez temas y un bonus track divididos, según su significado y sonoridad, en dos: la luz y la oscuridad. Estos toques oscuros y luces ardientes, bajo influencias de The Doors o The Lovemongers, crean el particular sonido que protagoniza este primer trabajo; una intensa propuesta con un pie dentro del existencialismo más sincero y directo.

 

 

Con los temas y el nombre del álbum en mente, Willie & Winnie, entonces Kozmic Blues, lanzaba una campaña de crowdfundingcon la intención de recaudar fondos para la grabación y posterior publicación de un nuevo trabajo. Finalizada con éxito, el dúo de Ferrol consigue un hueco en uno de los estudios gallegos más demandados, Abrigueiro Estudios (Friol, Lugo), para grabar el que sería su segundo disco. Grabado, mezclado, y masterizado por Arturo Vaquero, en noviembre de 2016 llegaba Dream For Winter (2016), justo 125 años después del fallecimiento de Arthur Rimbaud, poeta francés autor de Rêvé pour l'hiver, poema que da nombre al álbum. No es de extrañar, ya que Willie & Winnie afirman que «la literatura, el cine, incluso la pintura, juegan un papel imprescindible para nosotros», artes donde buscan parte de su inspiración: «[...] son un alimento para nosotros. Nos ayudan a mantener el orden en nuestras mentes, nos evaden de una realidad confusa que no entendemos muy bien y que, a su vez, curiosamente, nos ayudan a ver con más claridad esa realidad que nos cuesta comprender. Es cierto que aparecen ciertas referencias, sobre todo literarias, pero el efecto que tienen sobre nuestra música es complicado identificarlo más allá de ese efecto que tienen sobre nosotros. Como decíamos antes, son un alimento, una necesidad y esto, de alguna forma se refleja en nuestra música».

 

Dream For Winter es un punto y aparte para los antiguos Kozmic Blues; un cambio de etapa y de estado mental, pero no de estilo. Seguimos escuchando la guitarra acústica como protagonista, melodías cargadas de melancolía y de pureza que, junto con la intesidad de la voz solista, nos transporta a un paisaje invernal que se encuentra entre la realidad y el sueño. De carácter intimista e introspectivo, presentaban este segundo trabajo con ‘Blue Shadow’, donde escuchamos a una conciencia que pide que no finjamos y que incluye un guiño al poeta romántico Edgar Allan Poe. Fue con este tema con el que ganaron el primer premio en la categoría de música en los Premios Lidera 2016 organizados por el Ayuntamiento de Ferrol.

 

 

Con guion y producción propios y realización por parte de Juanpa Ameneiros, el vídeo de su segundo single, ‘Flowers in My Head’ intenta transmitir esa sensación de claustrofobia mental que a veces sentimos al no poder escapar de pensamientos sombríos que parece que nos hipnotizan por momentos. Pensamientos que se ocultan bajo máscaras blancas (obra de Laura Pose y Laura Barcala), que su mente retiene controlados bajo los acordes frenéticos de la guitarra al ritmo folk-rock, llevándolos de la mano hasta acabar atrapándoles.

 

 

Tras publicar una impecable versión de ‘If I Were A Carpenter’, original de Tim Hardin, Willie & Winnie presentaban el último videoclip como Kozmic Blues, ‘Dry Leaves’, con el que despedían, no solo Dream For Winter, sino toda una etapa en su corta, pero intensa carrera musical. En el clip, producido por ellos mismos y realizado por Juanpa Ameneiros, el dúo interpreta la pieza mientras la cámara barre la estancia, prestando especial atención a los pequeños detalles que, quizás, guarden un significado más allá del original. Teñido con un filtro cálido en tonos ámbar, como las hojas secas del otoño, este trabajo audiovisual destaca la acústica de la guitarra y la energía de la cadencia rockera, melodías que acompañan a la voz solista que canta a la identidad y al amor.

 

 

Era la última nota de Kozmic Blues... en 2018, Elise Denise y Andy Bill se [re]convertían en Willie & Winnie, un cambio que esconde la acérrima búsqueda de un sonido propio: «Queríamos acercarnos a un sonido mucho más propio, más personal y pensamos que por ello teníamos que dejar un poco de lado nuestras influencias. Eso nos llevó irremediablemente a tener que cambiar el nombre del grupo, ya no nos sentíamos identificados con él y durante un tiempo fue como una especie de carga hasta que, al fin, nos lo cambiamos. Los Elise y Andy de Kozmic Blues seguimos siendo los mismos de siempre; tuvimos que cambiar para poder seguir siendo nosotros mismos».

 

El pasado 10 de enero, Willie & Winnie publicaba You & I (2020), su tercer trabajo discográfico y primero bajo su actual nombre. Coproducido por Arturo Vaquero y grabado en Abrigueiro Estudios, el álbum recoge diez temas más maduros y elaborados donde escuchamos una mezcla de sonidos que da lugar a «algo que, pocas veces, se escuchó en este país», según afirma Vaquero, resultado de un largo proceso creativo que empezó «prácticamente desde que sacamos Dream For Winter a finales de 2016»; tiempo que Willie & Winnie invirtieron sabiamente tanto a nivel compositivo como melódico: «algunas canciones las hicimos juntos y otras por separado, pero incluso las que hicimos por separado después las trabajamos juntos como un equipo dejando al ego en casa y deshaciéndonos de lo que creíamos que no estaba a la altura, aunque nos doliese hacerlo. Incluso en el momento de la grabación dejamos canciones fuera que considerábamos importantes, cruciales, con las que nos sentíamos muy cómodos, buscando en su lugar algo más desafiante como ser lo más honestos posibles con nosotros mismos, con nuestra naturaleza y con lo que buscábamos hacer, llegando a este resultado con el que estamos muy contentos». Un resultado que, Willie & Winnie admite, «sería difícil conseguirlo sin todas las personas que nos ayudaron en el proceso, Arturo y los músicos que participaron en la grabación: Alejandro Casquero, Alejandro Masafret, Ton Risco, Antonio Otero y, por supuesto, Miguel Vidal y Juanpa Ameneiros en el diseño físico del disco que ¡nos encanta!».

 

 

You & I es la consecuencia de un sonido en el que Willie & Winnie estuvo trabajando durante años, un sonido recubierto de una oscuridad que no deja de crecer, potente y sofisticado a la vez, que lograron de forma natural «a base de ensayo y error», según ellos mismos confiesan, «sin pensar demasiado en lo que se estaba haciendo, siempre dejándonos llevar por nuestro instinto, a veces fallando, otras veces dando el clavo con lo que queríamos hacer, compartiendo experiencias y conociendo a músicos y personas muy buenas. Todo se fue formando de esta forma y con el paso de los años fuimos encontrando nuestra propia voz, que creemos que comienza a mostrarse con este disco. De ahí uno de los motivos por lo que lo llamamos You & I». Y es que Willie & Winnie le dan al pop, al folk americano, al ambient, incluso al jazz; una mezcla de estilos que bebe de «muchas fuentes, de muchos estilos y no sólo de la música popular, también la clásica nos ha influido bastante, pero con este disco [You & I], intentamos distanciarnos un poco de todo eso, aunque sería demasiado arriesgado afirmar que este disco es puramente nuestro, porque siempre se queda algo, aunque sea inconscientemente».

 

 

Actualmente, en su Spotify, Willie & Winnie escuchan música «muy tranquila: Ryuichi Sakamoto, David Sylvian, Brian Eno, Swing Slow, Steve Jansen, Virgina Astley, Bill Callahan, Franz Liszt, Schubert, Glinka etc.», pero sus recomendaciones favoritas de grupos o artistas gallegos se mueven entre el folk-trad, indie, canción de autor, country americano e incluso electrónica onírica: «entre otros disfrutamos mucho con el último disco de Budiño, con Arturo Vaquero implicado, con algunos disco que se sacaron en los últimos años en Ferrol, de nuestros queridos Jamie Fifthring y Artabe. Y, este año, Ferror Records editó un disco que también nos gustó mucho: Valverde de Koroiev; además de los álbumes que sacó Broke Lord estos años, con el que compartiremos dos fechas este mes [febrero] en Cangas y Vigo». Nostálgicos nosotros, no hemos podido evitar cerrar los ojos, rebobinar... y preguntarle qué canción de su discografía interpretarían en aquel escenario del Woodstock donde, recordemos, Janis Joplic estrenó ‘Kozmic Blues’ en agosto de 1969; 400.000 personas escucharían «probablemente, cualquiera de nuestros discos como Kozmic Blues, nada de este, pues este disco es el reflejo de dos personas de 2020, de este contexto y aunque nos atrae la idea de atemporalidad, creemos que este disco muestra el presente o al menos nuestro distorsionado presente [risas]».

 

  noticias