• GALEGO
  • ESPAÑOL
  • ENGLISH
     
izq noticias  

PRESUMIDO:«ES BONITO VER CÓMO PODEMOS LEER LA HISTORIA DE LA BANDA, Y DEL MUNDO, A TRAVÉS DE LAS CANCIONES»

PRESUMIDO:«ES BONITO VER CÓMO PODEMOS LEER LA HISTORIA DE LA BANDA, Y DEL MUNDO, A TRAVÉS DE LAS CANCIONES»
22 FEBRUARY 2021

Presumido, de one-man band rodeado de «cacharrería» a dúo de synth pop 2.0, el proyecto de Tarci Ávila y Nacho Dafonte que nos conquistó con su espectáculo de luces y proyecciones, ellos, que entre el caos encontraron un estilo propio. Sintetizadores y percusiones se fusionan, un juego entre la electrónica del pasado y la del presente, entre la voz de Tarci y la oscuridad instrumental de Nacho, que resulta en sonoridades épicas, un juego que resulta en sonoridades épicas con acordes pop, que nos engancha en una espiral impactante.

Con una trayectoria imbatible y emocionante a partes iguales, Presumido se despide dejando dos largos y numerosos singles, conciertos inolvidables dentro y fuera de nuestras fronteras, composiciones cuidadas de producción impecable e infinidad de recuerdos… recuerdos capaces de hacernos «bailar juntos para separarnos».

 

 

 

Presumido se presentaba en 2013 como «one-man band rodeado de cacharrería». ¿Cómo fue que acabó convertido en dúo?

Tarci Ávila: «Como todas las decisiones que tomamos desde entonces, la intención siempre fue a enriquecer el proyecto».

Nacho Dafonte: «Los dos nos dimos cuenta de que trabajamos bien juntos y vimos una oportunidad de reconvertirlo en un dúo».

 

Vuestro synth pop 2.0 es una mezcla de referencias clásicas con otras contemporáneas e incluso experimentales, con frecuencia se dice que sonáis como un Tino Casal del s. XXI. ¿Cómo definiríais vosotros vuestro sonido?

Tarci: «Siempre nos vimos como una banda de pop que utilizaba las herramientas disponibles que nos iba facilitando la evolución tecnológica de la música. Así que, unas veces más orgánicos, otras más electrónicos, pero siempre pop».

Nacho: «Nuestra constante era el pop y, como dice Tarci, es una cuestión de utilizar las herramientas adecuadas que pedía el tema».

 

 

En 2016 veía la luz Vendetta, ¿cómo vivisteis esos momentos previos al lanzamiento? ¿Esperabais la gran acogida y repercusión que tuvo?

Tarci: «Vendetta fue el comienzo real como banda, una hoja en blanco con una infinidad de cosas por comenzar a escribir en ella. Cada pasito que dimos fue acogido con mucha emoción y agradecimiento».

Nacho: «Ese año estuvo muy bien, pudimos presentar Vendetta por varios países y, además, la gente lo recibió con mucho cariño».

 

La campaña de lanzamiento estuvo acompañada de las esmeradas fotografías de Cristina Andrés Pontanilla, recreando pinturas clásicas como «El beso» de Magritte o «El grito» de Munch, que luego también se reflejarían en el vídeo de “Ahógate”. ¿Cómo seleccionasteis todo ese imaginario?

Tarci: «Más que buscar un tipo de simbolismo, nos dejamos guiar por puro placer y devoción por las obras; buscamos obras que nos gustaran con cierta preferencia de las que tenían dos protagonistas. ¡Fue una experiencia muy divertida!».

Nacho: «Fue todo un disfrute el proceso de ese proyecto, y un desafío del que estamos orgullosos del resultado».

 

 

Vuestra primera actuación de la gira de presentación de Vendetta fue en la mítica Sala Karma (Pontevedra) y, ahora, unos cinco años después, estáis confirmados para el Mad Cool. ¿Diríais que fue esta la evolución natural, respecto a los directos?

Tarci: «Sí, crecimos en composiciones, en eficiencia del directo, en seguidores y creo que el resto de cosas que nos rodearon evolucionaron paralelamente, acompañándonos en ese camino. A día de hoy, es bonito mirar atrás y ver todo el itinerario en perspectiva».

Nacho: «Sí, visto en la distancia, es una maravilla ver la evolución del directo, sobre todo después de revisar todos los carteles de las giras y festivales donde tocamos; recuerdo todos con mucho cariño».

 

Al hilo, ¿qué directo guardáis en la memoria con especial cariño?

Tarci: «Hubo muchos momentos especiales tanto en salas como en festivales, pero yo siempre digo que viviría eternamente en un concierto de Presumido en Madrid. Fue una ciudad que se volcó de una manera especial con nosotros y cada noche que tocamos en Madrid fue inolvidable».

Nacho: «Madrid siempre fue una pasada; mucha intensidad en cualquiera de los directos que tuvimos allí».

 

 

En octubre de 2018, vivíais uno de los momentos más complicados de vuestra carrera, cuando pedíais ayuda, vía Verkami, para recuperar los instrumentos que habíais tenido que empeñar para alcanzar vuestra «libertad discográfica». ¿Cómo recordáis todo ese episodio? ¿A qué se debió esa ruptura?

Tarci: «Uno descubre quién es su equipo de trabajo ideal después de trabajar con toda la gente que no es tu equipo de trabajo ideal. No pasa nada, no estábamos de acuerdo con la gestión de la banda así que asumimos las responsabilidades necesarias para rescindir el contrato. Fue un gran momento, uno de los más emocionantes donde fuimos realmente conscientes de que ahí fuera había muchas personas que iban a apoyar la carrera de Presumido».

Nacho: «A día de hoy creo que ¡todo salió fantástico! Realmente, ahora que lo pienso, fue como una peli americana con final feliz».

 

 

Ahí descubrimos al Nacho «Él Baquetas» de 13 años tocando la misma batería que el Nacho de 25 pedía recuperar... ¿Cómo surgió la idea de emplear esos vídeos? Ahora, con las baquetas en la mano, ¿podía sospechar el Nacho de 13 años que algo así le estaría ocurriendo al Nacho de 25?

Tarci: «Fue curioso, no sé si os pasó alguna vez, pero esos vídeos aparecieron de casualidad. Son lo que nos llamamos las sincronicidades del universo”. Revisando un disco duro me encontré con ellos y, justamente, una de las batería que empeñamos era mi primera batería, que aún conservo después de recuperarla gracias al Verkami (¡menos mal!)».

Nacho: «El Nacho de 13 años siempre supo que iría a por todas, por lo que no le pillaría de sorpresa lo que hizo el Nacho de 25».

 

 

El objetivo lo conseguisteis a falta de 24 días para finalizar... Con buenas dosis de humor y honestidad fuisteis cultivando una estrecha relación en las redes sociales con vuestros seguidores. ¿Cómo describiríais esa relación con vuestros fans en las redes?

Tarci: «Hubo un punto, creo que en el momento del crowdfunding, en el que nos dimos realmente cuenta de que no hay mejor forma de conectar que a través de la naturalidad y la honestidad. Eso marcó un antes y un después; a partir de ese momento nos sentimos en una relación muy estrecha con toda la gente que nos acompañaba en el camino».

Nacho: «Siempre pensé, desde que comenzó este proyecto, que teníamos unos/unas fans que nos apoyaban mucho, y lo que pasó con el Verkami fue una materialización de eso… ¡pero multiplicado por diez!».

 

Ya con los instrumentos de vuelta, vuestros vídeos desaparecen de Youtube y vuestros discos de Spotify. ¿Esa desaparición fue un efecto secundario de la «ruptura» discográfica, una manera de poner un punto sucesivo o hubo alguna otra razón confesable?

Tarci: «Eso es algo habitual cuando rompes un contrato discográfico. El sello puede desalojar el material de Internet y descatalogar los discos físicos de las tiendas cuando le plazca desde el momento en el que rompemos el contrato».

 

Vuestros discos destacan por su cuidadísima producción. Decíais que Iago Lorenzo os hacía mejores, ¿cómo fueron esas grabaciones con el productor?

Tarci: «Iago es la persona con más talento musical que conocí en mi vida. Si vas con la mentalidad abierta solamente puedes crecer al lado una persona así».

Nacho: «Iago Lorenzo es uno de los mejores productores con los que trabajé, además de ser una maravilla de persona. Lo que más me fascina es que, según pasan los años, va mejorando cada vez más su forma de trabajar y siempre acaba sorprendiéndome».

 

 

Especial cuidado también vemos tanto en el espectáculo de luces como en las proyecciones de los directos, muchas veces creados o modificados por vosotros mismos. ¿Qué papel creéis que juegan esos elementos nos vuestros conciertos?

Tarci: «En ese tema concreto cada vez buscamos más el minimalismo. Creo que conseguimos hacer los mejores directos en la gira de Cuatro Estaciones, con un show absolutamente minimal, pero realmente emocionante».

Nacho: «Con el paso del tiempo fuimos puliendo ese aspecto del directo, siendo cada vez más efectivos con menos elementos lumínicos. De hecho, en la última gira lo teníamos tan perfeccionado que conseguíamos un resultado mucho más vistoso con menos tiempo de montaje».

 

Y qué decir de los vídeos... Antes hablábamos de Ahógate”, y es una lástima que ya no esté disponible aquel genial lyric vídeo de Esa no era yo”, pero nos gustaría detenernos en ese homenaje a A ventana indiscreta (Alfred Hitchcock, 1954) que es Soñar a la carta”. ¿Cómo surgió la idea? ¿Cómo fue el rodaje?

Tarci: «Esa película es una referencia para nosotros, pero el mérito de ese trabajo audiovisual es 100% de Paco Serén. Es increíble el mundo de fantasía que consiguió crear partiendo de unas pocas sesiones de grabación con croma».

Nacho: «Fue una pasada la maestría de Paco Serén en el videoclip de Soñar a la carta”, sobre todo con el gran trabajo de edición y composición de las escenas. De hecho, fue un videoclip con varios premios internacionales, además de que para nosotros Alfred Hitchcock es un absoluto fuera de serie».

 

 

Afirmabais que «siempre intentamos convertir los obstáculos en oportunidades», y en estos años los hubo de todo tipo (problemas de espalda de Nacho y accidente de Tarci en el mismo muelle que aparece en Ahógate” incluido). La primavera de 2019 sonaba a un significativo A la guillotina el miedo”, tema que alguien en los comentarios describía como un «himno». ¿Cuáles diríais que fueron los peores momentos? ¿Y los mejores?

Tarci: «Ningún momento es recordado como malo visto en perspectiva, todos nos hicieron crecer y mejorar. El mejor momento pienso que es este último, el de la despedida, que nos permitirá seguir explorando y ampliando nuestro mundo artístico incluso con menos ataduras».

Nacho: «Creo que todos estos años con Presumido fueron una carrera/máster universitario en todos los aspectos, desde el personal hasta el profesional. Todos los momentos tuvieron un papel decisivo que nos hicieron llegar hasta aquí, muy satisfechos y sin arrepentimientos».

 

 

Lo de servir el último LP, Cuatro Estaciones (2019), en cuatro EPs separados fue cuestión de timing, logística, marketing…?

Tarci: «¡Exactamente las tres cosas! Ese frenético sistema de grabar a tiempo real cuatro EPs y publicarlos fue una auténtica locura, un año en el que estábamos a la vez publicando y promocionando un EP, grabando el siguiente y componiendo el siguiente. Pero gracias a ese sistema de trabajo fue posible sacar ese proyecto adelante».

Nacho: «Además, fue algo que nos hizo sentir una intensidad única que nos dio la oportunidad de superar un desafío que, aparentemente, era muy complicado de materializar».

 

Ya en 2020 vino la pandemia a cambiarlo todo, ¿cómo fue el confinamiento en Villa Presumida?

Tarci: «Somos unos privilegiados. Vivimos en medio del monte, tenemos aquí la casa, el estudio, la naturaleza... pienso que es una situación por la que debemos estar agradecidos se la comparamos con otras personas que vivieron el secuestro” en espacios minúsculos. Además, aprovechamos la situación para comenzar a experimentar con nuestras propias producciones; aprendimos muchísimo en esos meses».

Nacho: «Fue una oportunidad más para aprender cosas nuevas. Considero que tuvimos mucha suerte pasarlo en un entorno rural».

 

 

Vuestras últimas composiciones se sienten —aún más— emocionales e intimistas: Encerrados”, Volveremos a brindar” y Quiero respirar”... ¿efectos secundarios de lo que estaba y está aún ocurriendo?

Tarci: «Cada uno de esos temas cuenta la historia del momento en el que se hizo. Es bonito ver cómo podemos leer la historia de la banda, y del mundo, a través de las canciones».

Nacho: «¡Completamente de acuerdo con Tarci!».

 

 

El 29 de enero de este año anunciabais vuestra separación, ¿por qué ahora?

Tarci: «Sentimos una satisfacción que interpretamos como una señal de ahora es el momento, ni antes ni después... ahora”. Cumplimos gran parte de los objetivos que teníamos inicialmente con la banda y nuestras cabezas ya pedían cambios. Consideramos que Presumido ya nos enseñó todo lo que nos podía enseñar y, si queríamos aprender más, teníamos que hacer otras cosas».

Nacho: «Somos gente muy intuitiva e inquieta, por lo que teníamos que dar ese paso y cerrar este ciclo».

 

 

¿Y ahora qué? ¿Os vais a dar un tiempo para pensarlo o tenéis ya ideas deprisa y corriendo en vuestra cabeza de lo que será el futuro próximo?

Tarci: «La decisión se tomó con mucha reflexión y con nuestros siguientes pasos ya claros antes de comunicar la despedida. Para nosotros, la vida es una sucesión de etapas y ya hace una temporada que la siguiente etapa venía empujando con fuerza».

Nacho: «A cabeza non para, y la siguiente etapa está muy clara en nuestras cabezas».

 

 

¡La última y nos vamos! En la actualidad, ¿qué artista el grupo gallego nos recomendaríais? ¿Algún favorito que deberíamos conocer?

Tarci: «Definitivamente Abraham Cupeiro».

Nacho: «Abraham Cupeiro».

izq noticias