• GALEGO
  • ESPAÑOL
  • ENGLISH
     
  noticias  

MJ PÉREZ: «EN ‘A LUZ PRENDIDA’ FUI TEJIENDO POCO A POCO UNA SERIE DE HILOS PARA AQUELLOS QUE ESCUCHAN EL DISCO CON TODOS LOS SENTIDOS PUESTOS EN ÉL»

MJ PÉREZ: «EN ‘A LUZ PRENDIDA’ FUI TEJIENDO POCO A POCO UNA SERIE DE HILOS PARA AQUELLOS QUE ESCUCHAN EL DISCO CON TODOS LOS SENTIDOS PUESTOS EN ÉL»
23 MARCH 2020

Llegaba desde Arzúa, de negro y con la cara pintada dando guerra con el arma más potente: su voz. MJ Pérez una de las promesas de la música gallega actual y, en casi diez años, acumula un centenar de conciertos, varias participaciones en concursos y festivales, dos discos live... y viene de presentar su cuarto trabajo discográfico y segundo de estudio, A Luz Prendida (2020), ¡y todo comenzó de manera autodidacta!: «comencé […] sin expectativa alguna solo porque me gustaba la música, pero consideraba que era negada para todo esto. Estaba yo en 3º de la ESO, y de aquella solo sé que llegaba a la casa y procuraba hacer rápidamente los deberes para tener tiempo libre para poder tocar la guitarra y experimentar con ella. Estaba muy enganchada y al poco tiempo comencé a escribir los primeros temas (que no valen mucho para ver, menos para escuchar), pero siempre todo dentro de las cuatro paredes de la casa, sin pretensiones».

 

Ollos que non ven, síntoma de cegueira (2013) es el título que eligió MJ Pérez para su primera demo, donde la letra y la música están compuestas por la cantautora. El álbum, que marcó el comienzo de su carrera, nació con la intención de compartir con el público temas que MJ Pérez iba creando, temas que utiliza como medio de expresión artística. Ollos que non ven, síntoma de cegueira son diez canciones hechas «como cualquier otra ciencia ficción" que cantan al amor o la frustración desde una perspectiva a veces irónica e infantil y, otras, más simple... e incluso ilusionista. El clip que acompaña a 'Evidence' surge de la idea común entre MJ Pérez y el artista Joshua Kenneth, para crear una obra audiovisual conjunta donde la música y la magia se fusionen en una ilusión».

 

 

 

Un año después de su debut discográfico, la cantante y compositora de Arzúa continúa su carrera musical con más firmeza, llegando a ser finalista en el I Certame de Canción de Autor en Galego del Ayuntamiento de Teo, y colaborando con la poeta Mercedes Leobalde. Su segundo trabajo, Guerrilleira (2015), se compone de 12 temas que siguen un hilo conductor: la guerra; un álbum minimalista que tuvo una evolución tanto a nivel interpretativo como musical y en el que la cantante y compositora fusiona diferentes estilos sobre una base pop-rock. En 2016, MJ Pérez reeditaba A peza solta (2016), un tema perteneciente a Guerrilleira, con la colaboración de la poeta coruñesa Lidia Bao. El video, dirigido por Rubén Gasalla y Pablo Lomba y producido por O Valse, está protagonizado por una irreverente caperucita del siglo XXI que lucha contra la memoria olvidada en una una historia que llama a la esperanza, mezclando música y poesía con una narrativa visual y un lenguaje mítico que recuerda. a la obra de Curros Enríquez o Vicente Risco.

 

 

 

En el verano de 2017, MJ Pérez sorprendió con 'Ai de Min!', single-clip que dejaba entrever el cambio de 180º que se refleja por completo en Casandra (2017), su tercera referencia y primera estudio; un álbum donde, sin descuidar su esencia pop-rock, la cantautora explora nuevos sonidos y se aventura con otros estilos como la música raíz, el folk o los ritmos latinos, una mezcla de estilos como resultado de «un cambio continuo y evolución en el nivel personal como artístico, de ahí este viaje de estilos también. Soy compositora y cuento historias, pero cada historia pide algo y el estilo o los ritmos no dejan de ser un elemento que acompaña a esa historia. Esto lo aprendí muy bien de Ismael Serrano que es una de mis mayores referencias, aunque no podría elegir porque todos los artistas que escucho dejan un rastro en mí y de todos aprendo algo: Emilie Simon, Capicua, Churupaca, Amália Rodrigues, António Variações ... y podría hacer una larga lista de los más peculiares».

 

 

 

Grabado en el Local de Ensaio del Ayuntamiento de Arzúa, Casandra recoge nueve temas que marcan un antes y un después en la trayectoria de MJ Pérez quien, además de su banda habitual —compuesta por Diego Fiuza, Inés Mirás (Ivy Moon) y Alberto Rama— contó con las colaboraciones de Richi Casás en los vientos, Martiño Cabarcos en la zanfona y Paco Cerdeira (Pakolas, A Gramola Gominola) en el bouzouki. Y es precisamente este instrumento de cuerda uno de los protagonistas de 'Cando te Canses', sexto corte do disco; el videoclip, realizado por Rubén Gasalla, Pablo Lomba y la propia MJ Pérez, presenta el otro: Porto. Con esta pieza, la artista nos acerca a un estilo cercano al fado, canto popular urbano de Portugal declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en un viaje nostálgico y melancólico por la ciudad del país vecino.

 

 

 

Después de brindarnos colaboraciones como ‘Lume’, un tributo audiovisual lleno de «ira, tristeza e impotencia» a la ola de incendios forestales que arrasó nuestra tierra en 2017, junto con Diariodeverano, o participar en Ronseis do Tempo (2019), segundo álbum de la pianista y compositora gallega Aida Saco Beiroa, MJ Pérez entró en el estudio para, poco a poco, aumentar nuestra curiosidad por descubrir sus nuevas composiciones. Se estrenó con una canción en portugués (¡la primera!), 'Vai Embora!', donde hace gala de un impecable acento luso, idioma y país que lleva la sangre y el corazón: «soy 50% portuguesa. Mi madre y mi familia materna son portuguesas. Esto me influye no solo en detalles como componer 'Vai Embora!', sino también en el amor por el fado que arrastro desde la adolescencia, el amor por el folklore portugués y en general por la música y la cultura lusas. Para mí componer en portugués era un objetivo personal, una espina que tenía clavada y espero que vengan muchos más temas en portugués».

 

 

 

A 'Vai Embora!' le siguió 'Mariluz', el hit de invierno que nació de una escena de 'Elisa y Marcela' y una anécdota entre A Panadaría y MJ Pérez; iluminando con humor e ironía, 'Mariluz' es una lámpara de crítica, una crítica que pone el foco en las «ciudades escaparate que esconden la precariedad y exclusión social», así como esa «tendencia general a buscar artificios y sorpresas, quedando solo en lo superficial» que abunda hoy en día; y a principios de año, publicaba el último adelanto pasado por agua, aquel 'Falan de Ti' por las calles de Santiago de Compostela, y el 25 de febrero «encendía» la obra en su totalidad. A Luz Prendida (2020), grabado, mezclado y masterizado por Iago Blanco en Drum&Roll Studios (A Coruña), marca el cuarto álbum y el segundo estudio de MJ Pérez, compuesto por 15 temas originales en los que la luz es la protagonista, presente de una manera constante a lo largo del disco: «hay temas que parten de detalles que para otras personas pueden llegar a ser absurdos. Trato de vivir con los ojos y los oídos abiertos a todo lo que sucede a mi alrededor y en este disco, por un lado, tenía muchas cosas buenas para compartir, pero por otro tenía muchas cosas malas que echar fuera, encerrar en canciones y desterrar de mí. Y eso hice. Tengo una forma de escribir muy mía, que tiene sus cosas buenas y malas. Considero que no soy nadie para decirle a la gente qué hacer o qué pensar, pero sí insisto en poner las preguntas sobre la mesa y reflexionar, un buen ejemplo es el tema ‘Quen a Ferro Mata’».

 

 

 

Con un «proceso creativo tan bonito como largo», A Luz Prendida es fruto de la inquietud de MJ Pérez por realizar «un cambio a nivel de estilo […] el cuerpo me pedía contar historias con otros ritmos, esto se mezcló con diversas cosas que encontré en el camino y que me fueron inspirando, así como ritmos nuevos con los que comencé a experimentar en la guitarra, como es el caso de la chacarera». Aunque es un trabajo «en solitario», MJ Pérez contó con las colaboraciones instrumentales y vocales de Ailén Kendelman (percusiones, batería), Alberto Rama (batería), Laura Romero (bajo), Iván Bernárdez (guitarra eléctrica, bajo), Richi Casás (saxos), María Prado (trompeta), Paula López (trombón), Antonio Facal (violín), Lucía López (cello) y Sofía Espiñeiro (voces, coros), entre otros, gracias a ellos, afirma MJ, el disco pasó a ser una realidad: «comencé a enloquecerle la cabeza a Ailén Kendelman con todo el tema de los ritmos latinos, hablé con Richi Casás para pedirle colaboración con los vientos… a medida que iba construyendo el disco fui haciendo el puzle porque tenía claro que cada tema iba a ir armado de un modo diferente. Hice maquetas de todos los temas con una primera línea de arreglos y luego ya le fuimos dando forma a través de ensayos y demás; los temas estaban ahí, pero el buen hacer de Ailén Kendelman, Laura Romero, Richi Casás, Iván Bernárdez, María Prado, Paula López, Antonio Facal, Alberto Rama, Laura López, Sofía Espiñeira, etc. hizo que todo fuera mucho más grande».

 

Sobre una esencia acústica a guitarra y voz, bajo y percusiones se superponen, envueltos por los vientos (saxo, trompeta y trombón), en un disco con toques latinos que marca un punto de inflexión en la trayectoria profesional de MJ Pérez, aunque, según ella confiesa «la esencia, la estructura, la raíz, es la misma tanto en Guerrilleira como en A Luz Prendida, a pesar de toda la evolución musical que pueda haber por el medio, ambos discos son un viaje de principio a fin. Guerrilleira era una guerra en su conjunto, con historias individuales que eran piezas que formaban ese puzle. Casandra fue un punto de inflexión en el que ya asomaba la pata por debajo de la puerta con temas como ‘O fío do que pendo’ o ‘Cando te canses’ donde ya se veía una clara intención de viajar hacia otros estilos. A Luz Prendida es un disco largo, es un viaje, [donde], si se escucha completo respetando la orden de los temas, se pueden encontrar muchas cosas. Además de ser un viaje, los temas tienen una gran cantidad de elementos cruzados entre sí, hay continuas alusiones de unos temas a los otros que parten de elementos como la luz (en todas sus formas, pero  principalmente la luz que viene del fuego), la saudade, el tiempo… etc. Hasta hay un guiño a Casandra dentro del tema ‘Falan de Ti’. Fui tejiendo poco a poco una serie de hilos para aquellas personas que escuchan el disco con todos los sentidos puestos en él. Son muy friki».

 

 

 

El pasado 29 de febrero, MJ Pérez se subía al escenario de la Festa do Queixo 2020, en su Arzúa natal, para presentar A Luz Prendida; iba a hacer el propio un mes después, próximo 29 de marzo en la Sala Capitol de Santiago de Compostela, y ya tenía otra fecha cerrada en Lugo… pero llegó el COVID-19 con «todo el parón, cancelación, aplazamiento de conciertos que estamos viviendo ahora. Sin duda, es un momento muy duro para nuestra industria, y para mí es especialmente duro estando en plena presentación del disco. Es aquí, con más motivo que cobra sentido este disco; A Luz Prendida nace para encender una luz para toda aquella persona que se quiera acercar —‘se miras máis alá de ti podes ver que hai horizonte, que todo vai máis alá de nós, que hai luz ao lonxe’—. Y volveremos, volveremos con más fuerza cuando todo esto pase. Espero que esto ayude también a que la gente valoremucho más la música y espectáculos en directo… a veces no sabemos el que tenemos hasta que lo perdemos. Espero [también] que esta luz brille más allá de nuestras fronteras, ¡al menos hasta Portugal!»

 

MJ Pérez se despide con un par de recomendaciones de artistas gallegos que deberíamos conocer: «¡Sofía Espiñeira, sin duda! Una de mis artistas preferidas del panorama gallego actual; ¡el talento de esta mujer es infinito! Y hace poco descubrí a Isma Kalo, ganadora del [certamen] ‘Quero Cantar’ y [me] quedé hipnotizada; mucho ojo con esta chica porque tiene un potencial enorme»… dos opciones frente a las infinitas de su Spotify: «yo no hago más que crear listas y listas y más listas en función del que estoy escuchando en cada momento. Hay desde el fado y la ópera hasta música latina, rap, canción de autor… hasta hice una lista llamada ‘Shakira, tú antes molabas’ con una selección del mejor de la artista antes de meterse al  reggaeton. Algo que me gusta mucho de Spotify es cuando se activa la radio y comienzas a escuchar nuevos artistas, así descubrí muchos proyectos que sigo a día de hoy como Churupaca, que molan mucho».

 

  noticias