• GALEGO
  • ESPAÑOL
  • ENGLISH
     
  noticias  

LERIA: «LA MÚSICA ES TOCAR LO QUE TE APETECE CONTAR EN ESE MOMENTO»

LERIA: «LA MÚSICA ES TOCAR LO QUE TE APETECE CONTAR EN ESE MOMENTO»
6 MAY 2024

De la Marina de A Coruña a escenarios de salas y festivales en un par de años, de ser un dúo que se juntaba para tocar en la calle «por pasarlo bien» a una banda de cuatro... Leria son Mayra Vila (voz, guitarra), Helena Barreiro (batería, coros), Itzi de Blas (bajo, coros) y Andrea López (teclas, coros), banda coruñesa de indie pop en gallego que se caracteriza por el buen rollo que transmite; ellas, sus canciones y sus directos.

Después de lanzar tres sencillos al mercado, Leria publica su primer disco, Marusía (2024); un largo que cuenta, a través de una decena de temas, su historia. Y es que, como bien dice su nombre, Leria tiene «mucho que contar y que reivindicar».

 

 

Foto © Nora Galván

 

¿Cómo llegan May (guitarra, voz), Hele (batería, coros), Itzi (bajo, coros) y Andre (teclado, coros) a ser Leria?

Leria: «La idea inicial la tuvieron Hele y May, quienes sentían mucho feeling entre ellas cuando cantaban juntas y se animaron a tocar en la calle por pasarlo bien (¡siendo la primera vez que Hele cogía un cajón en su vida!). Luego se unió Itzi después de un evento en el que actuaron y, para el primer bolo en la Mardi Gras, Andre cerró la formación... ¡Y hasta día de hoy!».

 

La Marina de A Coruña fue testigo de los primeros pasos de la banda, ¿cuál diríais que fue el momento en el que decidís pasar de tocar en la calle a apostar por una mayor profesionalización del proyecto?

Leria: «El momento en el que Dani, de Sons de Breogán, nos ofrece tocar en la Mardi Gras. Por aquel entonces solo estábamos May, Hele e Itzi en el grupo y, entonces, se unió Andre para completar la banda. A partir de esa noche en la Mardi, dimos un par más de concis con cajón y empezamos con la formación que hoy en día conocéis con batería».

 

Siendo gallegas, lo de escoger una palabra mítica de nuestro vocabulario para nombrar la banda no es de extrañar, pero ¿por qué «leria»?

Leria: «En el momento no tenía tanto significado como pasado un tiempo. Hoy en día consideramos que Leria es el nombre más apropiado de la banda, ya que creemos que tenemos mucho que contar y reivindicar».

 

Entre «leria» y «leira» hay solo una posición de diferencia, pero infinidad de oportunidades de confundirse. ¿Alguna confusión de este tipo que recordéis especialmente?

Leria: «¿Alguna? Desde el primer momento no pararon de llamarnos de todas las formas menos Leria. Tenemos una canción que se llama “Moita Leria” y con la que en directo siempre recordamos nuestro nombre con ella.

Es gracioso, no nos parece mal ni mucho menos. Al final, siempre queda como anécdota».

 

 

Leemos que Hele no había tocado antes un instrumento hasta coger un cajón... y ahora maneja las baquetas con maestría. ¿Cuál fue, y cómo recordáis cada una de vosotras, vuestro primer contacto con la música?

Leria: «Sí, la verdad es que Leria fue la manera de empezar a sentir la música de una manera diferente. Creo que todas evolucionamos muchísimo musicalmente y lo seguimos haciendo cada día.

Es la muestra de que con trabajo, se puede; y de que no tienes que ser un prodigio para hacer lo que te gusta. Hay que atreverse y trabajar».

 

Lleváis el indie con orgullo pero, sin etiquetas, ¿cómo describiríais la música de Leria?

Leria: «Música que sale del corazón. Generalmente hay muchas canciones de alegría, pero también hablamos de cosas más intensas. Lo importante de todas ellas es que cuentan nuestra historia. Hay canciones que representan los comienzos, como “Queres ir a bailar?”, canciones que explican cómo nos sentimos cuando tocamos, como “Nómadas”... En resumen, hacemos un poco lo que nos sale de dentro; no tenemos problemas con hacer música de diferentes estilos. Al final, la música es eso, tocar lo que te apetece contar en ese momento».

 

 

Encontráis referentes en grupos como Love of Lesbian o en las Ginebras, ¿qué diríais que bebéis de cada uno de ellos? En cuanto a las influencias, ¿a quién más señalaríais? ¿Quién tiene, o tuvo, un particular impacto en vuestra manera de entender la música?

Leria: «Es cierto que tenemos alguna canción muy Love of Lesbian, como “Ao final”; hay algún tema nuevo que diría que tiene influencias de las Ginebras y podríamos decir que buscamos de ellas ese buen rollo que transmiten. Pero no pensamos que escuchar nuestra música recuerde a un grupo en concreto, ya que cada una de nosotras cuenta con influencias bastante variadas dentro de un mismo marco.

Hele siempre tuvo a Dani Martín muy presente; la manera que siente su música es muy especial para ella».

 

Foto © Nora Galván

 

Vuestro primer bolo en la Mardi Gras marcó un antes y un después en vuestra trayectoria, ¿cómo recordáis ese momento, teniendo en cuenta que estabais dando vuestros primeros pasos?

Leria: «Salimos con muchos nervios, pero la acogida fue brutal. La sensación de estar en el escenario es indescriptible, pero lo que sí podemos afirmar es que ese día salimos diciendo “queremos hacer esto siempre”».

 

Poco tiempo después de empezar, y después de girar por salas e incluso festivales, publicáis vuestros primeros temas (“Queres ir a bailar?” y “Ao final”), incluidos en vuestro debut discográfico del que hablaremos ahora. De aquella, ¿eran estas las primeras olas de vuestra marejada o fueron concebidas para probar el agua?

Leria: «Fueron sin duda los pilares que dieron un poco la forma. No las hicimos para ver qué quería nuestro público, simplemente fueron los primeros temas que compusimos y teníamos muchísimas ganas de poder compartir con la gente la ilusión que nos hace tocar juntas».

 

 

 

 

Estáis presentando vuestro primer disco, Marusía (2024), un largo de diez canciones de melodías pop, estribillos pegadizos y letras en gallego. ¿Cómo nace este trabajo? Es decir, ¿cómo materializáis la idea inicial en esa decena de canciones?

Leria: «El álbum llevaba ya un año o algo más pensado. De hecho, todas las canciones las tocamos en directo antes de que saliese el disco ya que, aunque siempre tuvimos claro que queríamos sacarlo, es cierto que no queríamos hacerlo de cualquier manera. Así que maduramos las canciones tocándolas en directo».

 

¿Cómo fue el proceso de creación del álbum? ¿Cómo suele ser la composición de los temas, hay reparto de tareas?

Leria: «Generalmente se trae una base, melodía y guitarra y después cambiamos cosas... O no, y le damos forma con los demás instrumentos».

 

Al hilo, “Brétema” hace gala de una parte instrumental donde las cuerdas de la guitarra toman protagonismo. Respecto a este campo, especialmente cuidado, ¿quién se encargó de la producción?

Leria: «En cuanto a la producción, Yago Corral, nuestro técnico, nos ayudó mucho. Pero es verdad que como estuvimos tocando durante casi dos años estas canciones, hay muchas que ya teníamos claro cómo las queríamos exactamente».

 

 

¿Qué hizo que “Chulita ben” fuese escogido como sencillo de presentación de Marusía? ¿Cómo recordáis la grabación del videoclip?

Leria: «Pues es una canción bastante diferente del resto, en cuanto a letra sobre todo, y por ese sonido más chulito. Es una canción para disfrutar, estar de risas y de fiesta.

La grabación fue genial, contamos con un equipo maravilloso que estuvo trabajando durísimo y agradecemos infinito el trabajo».

 

 

En conjunto, las vibes del disco son enérgicas y divertidas, para «ir a bailar», pero también dejáis hueco para otras emociones y sentimientos, como se puede apreciar en “Lume”, que parece hablar sobre la ansiedad. ¿De qué manera navegáis estas emociones, aparentemente contrarias, sin perder la coherencia del álbum?

Leria: «Nos gusta mucho el trabajo que hicimos porque, aunque sean canciones muy diferentes, supimos darle al disco el sonido que necesitaba para que, hablando de cosas tan distintas, sonasen de una forma tan redonda.

Y sí, puede que esas emociones suenen contrarias, contradictorias incluso, pero realmente es así como las vivimos día a día; creemos que ese es el hilo conductor. Simplemente que una persona puede vivir mil emociones diferentes simultáneamente sin que se anulen las unas con las otras. Y en parte también es lo maravilloso de la música, el poder juntar todas en una canción y que te haga vibrar por dentro».

 

Al hilo, vuestras letras —“Ao final” es un buen ejemplo— y vuestra estética, reivindican con naturalidad el colectivo LGTB+. En vuestra opinión, ¿qué papel creéis que tiene la música a la hora de despertar conciencia social y, sobre todo, en este tema?

Leria: «Es cierto que la música enseña mucho, y quien escucha música que hace más referencia al colectivo suele pertenecer a él.

No sé si es tanto reivindicar como ser nosotras; no hay mejor manera de reivindicar que siendo una misma, la naturalidad de ser como eres. Al final, juzgar te juzgan por lo que sea... así que hay que ser feliz».

 

 

Siguiendo con la temática, ¿qué, o quién, inspira vuestros temas? ¿Cuánto de autobiográfico y cuánto de ficción diríais que tienen?

Leria: «Nos inspira nuestro día a día, la gente que nos rodea y las propias vivencias. Prácticamente todas las letras son de May, y hay canciones cuya composición implicó sentarnos todas a pensar qué queríamos transmitir, y otras que simplemente son una ola de emoción sin una intención específica».

 

Foto © Nora Galván

 

“Blaidin Lais” es una cover de “Blinding Lights”, original de The Weeknd. ¿Qué tiene de especial este tema no solo para versionarlo, sino para incluir esa versión en el disco?

Leria: «Es una canción de cuya letra hizo May una versión y que, como dijo en alguna ocasión, no es fiel a la original, pero está súper cuidada en que esos finales de frase tengan la sonoridad vocal de la original.

Sobre la historia que hace especial al tema para nosotros, no es nada extraña; simplemente era una canción que salía recurrentemente en los ensayos porque la cantaba alguna de nosotras».

 

 

En el largo escuchamos un par de featurings: Sara Superglú en “Queres ir a bailar” y Sophie Simmonds en “Nómadas”. ¿Cómo surgieron estas colaboraciones?

Leria: «Son dos artistas a las que admiramos mucho. De Sara nos enamoramos desde que la conocimos y no había mejor persona para cantar la canción; y Sophie vino a tocar a nuestro primer aniversario y simplemente se nos pusieron los pelos de punta cuando empezó a tocar... Ahí supimos que tenía que estar dentro».

 

Marusía viene envuelto en una colorida portada, firmada por bleedsai (Laura), con una sirena atrapada en una botella como protagonista, enmarcada en olas de colores. ¿Qué significado esconde?

Leria: «Los mares que se enfrentan en la marejada, que es como un mar revuelto de sentimientos y de carreras constantes en la vida. Es un disco en el que, como decíais, hay un estilo variado de canciones con significados diferentes; y es un poco ese estar en medio del desastre, del vaivén de la vida, de las subidas y bajadas. Un mundo en el que a veces sale la luz, que de esta vez es Leria, que está atrapada en una botella queriendo salir y demostrar lo que vale y lo válida que es.

Para todas nosotras Leria es una vía de escape de la vida».

 

El pasado miércoles 24 de abril se celebró la Fiesta de los Nominados de los XI Premios Martín Códax de la Música, de la que salisteis finalistas en la categoría de Artista Emergente. Enhorabuena aparte, ¿cómo estáis viviendo el nombramiento?

Leria: «La verdad es que no nos lo creemos, es una especie de simulación constante lo que está sucediendo. No pensamos jamás en estar nominadas, la verdad. Es un halago estar nominadas junto a artistas tan talentosas como nuestro compañero Mondra o Gloria Pavía».

 

Foto © Nora Galván

 

Vuestra carrera está, como quien dice, despegando meteóricamente, ¿qué expectativas tenéis en un futuro no muy lejano?

Leria: «Lo mejor es ser conscientes de que hay que seguir trabajando y tener los pies en la tierra. En ningún momento pensamos en otra cosa que no sea mejorar».

 

Desde vuestra perspectiva, como banda emergente formada por cuatro mujeres jóvenes, ¿cómo veis el panorama musical actual? ¿Y la escena local coruñesa?

Leria: «Afortunadamente, el gallego empieza a conquistar la península cada vez más; y eso es gracias a grupos de toda la vida como Luar na Lubre o más nuevos como Tanxugueiras, que están haciendo una labor indescriptible. Y respecto al hecho de ser mujeres jóvenes, aunque cada vez se ven más en los escenarios y podemos contar con referentes increíbles, en ese sentido aún queda mucho camino que recorrer.

En A Coruña hay muchísimo talento, ya no solamente de grupos y solistas de un montón de géneros diferentes, sino de esa gente que se involucra para que salgan conciertos adelante y por darle un espacio a todas esas artistas emergentes que no poseemos de los medios como para hacer grandes eventos o promociones a media/gran escala».

 

Acabáis de presentar Marusía en la Garufa y en la Sónar (y el verano aún no llegó...). ¿Cómo está siendo la acogida del disco en directo?

Leria: «No podemos quejarnos de eso, la verdad. Casi toda la gente que nos escucha está diciendo que el disco es una pasada y que en directo incluso mejora. Después de cada bolo se nos suele acercar gente para hablar con nosotros y felicitarnos por el buen ambiente que transmitimos y por el sonido, así que eso nos hace sentir muy orgullosas».

 

 

¿Cuándo, y dónde, tendremos la oportunidad de veros de nuevo encima de un escenario?

Leria: «Tenemos varias fechas ya, ¡aunque algunas aún no se pueden decir! Las que sí os podemos adelantar (por orden): en mayo el día 4 en la sala Hermo (Lugo) en la Galega Fest; el día 11 de en el Contrabajo (Vigo), el 13 de mayo en el CoruFest (A Coruña), y el 7 de junio en el festival Aquí Tamén Se Fala (A Coruña). Hay cerradas algunas más que iremos anunciando en nuestras redes».

 

En la actualidad, ¿qué artista o grupo gallego nos recomendaríais? ¿Algún favorito que deberíamos conocer?

Leria: «Hay muchísimos y tenemos muchos amigos entre ellos. Nuestro compañero Mondra está haciendo directos increíbles; Lontreira o Ash, así en gallego. De la propia Coruña, nuestros compañeros de Amoebo y Eris Mackenzie tienen propuestas súper interesantes.

Y después hay muchas bandas que no hacen música en gallego, como Wetsocks o Virginia Red, que creemos que merecen más reconocimiento del que están recibiendo; son todos músicos increíbles».

 

Si abriésemos vuestras cuentas personales de Spotify, ¿qué escucharíamos? 100% Sinceridad, 0% Vergüenza

Hele: «Mira yo no voy a mentir, mi lista es mucho mucho indie como Vetusta Morla, Miss Cafeína, Ginebras... y más. Hace poco escuché a La Plazuela en directo y me enamoré. Pero también escucho otras cosas como Arctic Monkeys, Red Hot Chili Peppers o The Main Squeeze... pero siempre en mi corazón habrá hueco para Dani Martín».

Itzi: «Conmigo tenemos la broma interna de que soy la metalera del grupo, en parte por mi estilo de vestir y porque realmente sí que escuché mucho de este género. Soy bastante ecléctica, los artistas que escucho van desde Pain of Salvation o Caligula’s Horse, pasando por Agoraphobia o APHONNIC, hasta el rap de Eminem, Hard GZ, Reality... y de vuelta al indie con Ginebras, MARLENA, Ede, Vetusta Morla, Valeria Castro, o artistas más “independientes” en inglés como Hozier o Sam Smith.

En gallego escucho un poco de todo también, pero bueno Fillas de Cassandra, Lontreira, Rebeliom del Inframundo y Capital Voskov ¡son los que más!».

May: «Yo escucho todo indie básicamente, todos los subgéneros que puede abarcar este estilo musical. Mi grupo favorito (y que nos une a toda Leria) es Love of Lesbian, me llenó de sentimientos que ni yo conocía escuchando sus canciones. Otros grupos parecidos en impacto pueden ser Rufus T. Firefly o Vetusta Morla. Siempre presentes las Ginebras que son inspiración constante. Tiro también por algo más nuevo como pueden ser los últimos discos de Shinova y Viva Suecia, y ando escarbando en el legado de Supersubmarina, que fueron una banda icono. Otra variedad que suelo escuchar mucho es el indie de cantautor como puede ser Pedro Pastor, Valeria Castro, Mr Kilombo, Ede y un largo etcétera.

Por último, todo el panorama gallego actual está al 100% en mi playlist. The Rapants, Mondra, Lontreira, Grande Amore, Boyanka Kostova, Fillas de Cassandra, Tanxugueiras...».

Andre: «Sin ninguna duda Miley Cyrus y Måneskin se llevan el top. Mi personalidad está completamente influenciada por las grandes divas del pop y los grupos de rock que escuché toda la vida en casa.

Pero como dice Mayra, el indie español de Love of Lesbian o Vetusta Morla es el punto de encuentro entre las cuatro. También muchos grupos emergentes de A Coruña como pueden ser Wetsocks, Superglú o Virginia Red están presentes en mi playlist día sí y día también. Y por supuesto SÉS, Fillas de Cassandra, Tanxugueiras, Xabier Díaz, A Banda da Loba o The Rapants, que están formando de un maravilloso auge de la música de nuestro país».

 

  noticias